martes , mayo 11 2021
Home / Campañas / Europa Oriental / La Guerra de Invierno / La Guerra de Invierno parte III / Generales Finlandeses – Segunda Guerra Mundial – La Guerra de Invierno – Parte III

Generales Finlandeses – Segunda Guerra Mundial – La Guerra de Invierno – Parte III

Capítulo II

LOS MANDOS FINLANDESES

CARL GUSTAF EMIL MANNERHEIM COMANDANTE EN JEFE FINLANDES, MARISCAL DE CAMPO

Mannerheim

Mannerheim nació el 4 de junio de 1867 en una aristocrática familia sueco-alemana. Asistió a una escuela de cadetes en Hamina, Finlandia, en 1887 se matriculó en la Academia de Caballería Nikolajevski en Rusia. Después de la graduación, Mannerheim sirvió en el 15º Regimiento de Caballería Gran Duque Nikolai Alexander hasta que recibió el honor de unirse a la guardia de caballeros del zar.

Mannerheim vió la primera acción durante la guerra ruso-japonesa de 1904–05. En 1911, recibió el mando de regimiento de Ulanos de la guardia personal del zar, y en 1913 fue nombrado comandante de una brigada de caballería. Durante la Primera Guerra Mundial, Mannerheim sirvió como comandante de la Brigada de Caballería de la Guardia de élite en el frentes rumano y austrohúngaro. En 1915, fue entregado comando de la 12ª División de Caballería. Para abril de 1917, sin embargo, Mannerheim, ahora teniente general, cayó en desgracia al gobierno bolchevique posterior a la revolución en Rusia. Él fue relevado de su deber ese otoño y retirado del servicio ese invierno.

Después de que Finlandia declaró su independencia, Mannerheim regresó a su hogar en enero de 1918, y pronto se involucró en el conflicto entre blancos y rojos. Mannerheim fue designado para dirigir a los Guardia Blanca de tropas nacionalistas que llevó a la victoria.

Después de la guerra, actuó brevemente como regente, viajando al extranjero para ganar apoyo internacional para el nuevo país independiente. En julio de 1919 se presentó como candidato para las primeras elecciones presidenciales, pero no pudo ganar, y se retiró de la vida política.

Mannerheim dirigió la Cruz Roja Finlandesa desde 1919 hasta 1951 y se sentó en su junta internacional. Fundó la Fundación Mannerheim para el bienestar de los niños y fue presidente del Banco de Helsinki hasta 1934. Él también fue miembro de la junta de Nokia Corporation.

Cuando el presidente Pehr Evind Svinhufvud fue elegido en 1931, designó a Mannerheim para el Consejo de Defensa de Finlandia. En 1933 a Mannerheim se le otorgó el rango de mariscal de campo.

Cuando la Unión Soviética invadió Finlandia en 1939, Mannerheim fue nombrado comandante en jefe del ejército finlandés, un puesto que llegó a retener durante la Segunda Guerra Mundial.

HUGO ÖSTERMAN TENIENTE GENERAL. EJERCITO DEL ISTMO

Österman


Österman, un ex Jäger, participó en el Guerra civil finlandesa con el rango de mayor. Después el conflicto, Österman lideró la 3ª División desde 1925. Posteriormente se convirtió en inspector de infantería en 1928. En 1933, Österman fue hecho comandante de las fuerzas armadas y ascendido a teniente general el 16 de mayo de 1935. Cuando comenzó la Guerra de Invierno, Österman tomó el mando del Ejército del istmo. Este era el centro de comando entre Mannerheim cuartel general y el cuerpo del ejército que operan en el istmo de Carelia. Pidió ser relevado de su posición durante las batallas defensivas de 1940, y fue sucedido por el comandante del III Cuerpo de Ejército, Erik Heinrichs. Österman luego ocupó varios puestos de inspección hasta Febrero de 1944. En este punto fue enviado al cuartel general del ejército alemán. como enviado personal de Mannerheim.
Cuando Finlandia capituló en Noviembre de 1944, Österman asumió el cargo de inspector jefe de infantería. Renunció a petición suya en 1946.

ERIK HEINRICHS TENIENTE GENERAL, EJERCITO DEL ISTMO

Heinrichs

Después de la Guerra Civil, el ex Jäger Erik Heinrichs ocupó varios cargos superiores en el mando central del ejército y en diferentes regimientos y divisiones. En 1921 se transfirió a Francia, donde completó el curso especial en comunicaciones para divisiones y comandantes del cuerpo de ejército, y se graduó en la Academia Militar Francesa.

En octubre de 1939, el mayor general Heinrichs, que había sido el inspector de infantería, asumió el mando del III Cuerpo de Ejército en el Istmo de Karelia oriental. El 19 de febrero de 1940, Mannerheim promovió a Heinrichs como teniente general y lo nombró para dirigir el Ejército del istmo.

Después de la Guerra de Invierno, Heinrichs asumió por primera vez el mando general del ejército finlandés y luego transferido en mayo de 1940 para convertirse en el jefe de gabinete de Mannerheim.

Durante la ofensiva de verano de 1941, Heinrichs lideró la fuerza de 100,000 personas ejército de Carelia. En Enero de 1942, regresó al cuartel general del ejército como jefe de gabinete.

Heinrichs iba a ser una de las dos únicas personas en recibir al Caballero de la Cruz de Mannerheim de primera clase (el otro es el propio Mannerheim, aunque sintió algo extraño recibir una recomendación llevando su propio nombre). Ambos también recibieron la cruz de segunda clase.

En enero de 1945, Mannerheim convirtió a Heinrichs en su sucesor como el comandante en jefe de las fuerzas armadas finlandesas. Esta posición iba a ser una tarea corta: tras la agitación política de el caso de «Caché de armas», renunció ese mismo verano. Después de la incidente, Heinrichs trabajó como experto militar y escritor.

HARALD ÖHQUIST TENIENTE GENERAL, II CUERPO DEL EJÉRCITO

Öhquist

Como Jäger, Öhquist luchó en la Guerra Mundial en el frente oriental en Misse y Aa ríos, así como la bahía de Riga. El no retornó a Finlandia antes de febrero de 1918, cuando la Guerra Civil ya estaba en su apogeo. El nuevo Mayor ascendido Öhquist comandó al noveno Jäger Battalion en las batallas por Viipuri.

Durante los años de paz, dirigió el Regimiento de Guardias de Carelia, y después de ser ascendido al rango de coronel en 1925, Öhquist mandó a la 2ª división en Viipuri.

Al estallar la Guerra de Invierno, Öhquist era el comandante en jefe del ejército en tiempos de paz, y como estaba planeado originalmente, fue inmediatamente transferido para hacerse cargo del II Cuerpo del Ejército en el Istmo de Carelia.

Öhquist funcionó como oficial de enlace para la sede de Hitler durante la guerra de continuación. Desde marzo de 1942 hasta febrero de 1944 dirigió la Ejército del Istmo (IV Cuerpo de Ejército).

Mannerheim relevó a Öhquist de este deber, convirtiéndolo en jefe inspector de entrenamiento militar. Teniente General Taavetti Laatikainen fue comandar el IV Cuerpo de Ejército durante las fatídicas victorias defensivas ese verano. En noviembre de 1944, Öhquist fue reasignado a la reserva. Renunció al ejército en 1951, y trabajó como jefe del Departamento de Protección Civil de Helsinki hasta 1959.

PAAVO TALVELA CORONEL. GRUPO TALVELA

Talvela

Después de la guerra civil finlandesa, Paavo Talvela, integrado en los Jäger, fue promovido al rango de mayor, el más joven en Finlandia. Siguiendo sus pasiones nacionalistas, Talvela renunció temporalmente a el ejército para actuar como como voluntario finlandes en varias guerras de los años 20.

En 1923, Talvela se graduó de la Escuela de Artillería Costera como comandante de batería en Gran Bretaña. Se graduó de la Academia Finlandesa de Estado Mayor en 1926. En 1930, Talvela nuevamente renunció al ejército, esta vez como un gesto político y para centrarse en su carrera empresarial.

Durante la Guerra de Invierno, Talvela comandó el Grupo del tamaño de un cuerpo Talvela su audaz victoria sobre los soviéticos en Tolvajärvi se animó los defensores finlandeses en todos los frentes. Unas semanas antes del final de la guerra, Talvela tomó el mando del III Cuerpo de Ejército en el istmo de Carelia.

Durante la paz provisional, a Talvela se le concedieron derechos casi dictatoriales en el establecimiento de grandes envíos al extranjero y operaciones comerciales a través de Petsamo, el único puerto de Finlandia en el Mar Ártico. A instancias de Mannerheim, también viajaba con frecuencia al extranjero, especialmente a Alemania, buscando apoyo.

Al estallar la Guerra de Continuación, el VI Cuerpo de Ejército de Talvela fue la primera formación en alcanzar sus objetivos, por lo cual fue recompensado con el mayor honor militar de Finlandia, convirtiéndose en el segundo Caballero de la cruz Mannerheim. Talvela terminó pasando la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial como enlace militar de Mannerheim en el Alto Mando alemán (OKW). En 1944, regresó para dirigir las fuerzas finlandesas en el este Karelia contra el ataque soviético.

En los años de la posguerra, Talvela ocupó numerosos negocios de alto nivel. El 6 de diciembre de 1966, fue ascendido al rango de general de infantería.

WILJO TUOMPO MAJOR GENERAL GRUPO FINLANDIA DEL NORTE

Tuompo

Un ex Jäger y jefe de la Guardia de Fronteras, Tuompo sirvió como el comandante del Grupo Norte de Finlandia durante la Guerra de Invierno. Después de la conflicto terminó, Tuompo volvió a liderar el Guardias de fronteras. Fue ascendido a teniente general en 1941. Al comienzo de la Continuación Guerra, asumió el cargo de jefe del personal de mando en la Sede General. Tuompo permanecería en este cargo hasta diciembre de 1944.

Tuompo renunció al ejército finlandés en julio de 1945.

MARTTI WALLENIUS MAYOR GENERAL, GRUPO LAPLAND

Wallenius

Kurt Martti Wallenius comenzó su carrera como Jäger y eventualmente ascendió al rango de mayor general.

Su carrera fue constantemente eclipsada por la sospecha de que antes de la guerra, él estaba detrás del secuestro de Presidente Kaarlo Juho Ståhlberg, y que Apoyó el Movimiento Lapua y tomó participación en la rebelión de Mäntsälä. En ese momento él había sido parte de la Estado Mayor del ejército. Fue relevado de sus deberes después del secuestro, y terminó encarcelado un año por la rebelión.

Cuando comenzó la guerra de invierno, debido a estas sospechas políticas Wallenius fue asignado a las reservas. Sin embargo, fue llamado a liderar el Grupo de Laponia el 13 de diciembre de 1939.

Se cree que Wallenius fue el primero en emplear el llamado tácticas de motti en la batalla de Pelkosenniemi del 17 al 19 de diciembre 1939. Allí, tres de sus batallones primero rodearon y separaron, al 273º Regimiento de fusileros soviéticos. Después de la batalla, el enemigo superviviente escapó, dejando atrás todo su equipo pesado. Esta victoria detuvo el avance del Ejército Rojo en el norte.

El 28 de febrero de 1940, Wallenius fue transferido y tomado el mando del Grupo Costero, para ayudar con el defensa de la bahía de Viipuri. Sin embargo, fue reemplazado en este papel algunos días después.

Después de la Guerra de Invierno, Wallenius, políticamente radical, regresó a las reservas del ejército. Cuando comenzó la Guerra de Continuación, él repetidamente solicitó que se le diera un comando de primera línea. Como sus súplicas fueron siempre rechazado, Wallenius adquirió un certificado médico que le permitía que le dieran de baja de la lista de oficiales. Luego trató volver a ser voluntario para las líneas del frente como un soldado de infantería regular, pero era rechazado por su edad. Wallenius dedicó el resto de su vida a la escritura.

LENNART OESCH TENIENTE GENERAL, GRUPO COSTERO

Oesch

La carrera militar de Karl Lennart Oesch comenzó en el curso Pfadfinder de 1915. Él comandó un batallón de infantería durante La guerra civil finlandesa. De 1923 a 1926, Oesch promovió su educación militar en Francia. A su regreso, se dirigió a la recién creada la Academia para el Estado Mayor. En 1929 Oesch asumió el mando de la 1ra División, y luego un año después la posición influyente del jefe del estado mayor general. Un año después, cuando estalló la guerra una vez más, todavía estaba en este papel.

Durante la mayor parte de la Guerra de Invierno, Oesch actuó como el confidente más cercano en el papel de jefe del estado mayor general de Mannerheim. En las últimas semanas de la guerra, Mannerheim envió a Oesch a tomar el mando del Grupo costero en la bahía de Viipuri. Allí los soviéticos habían pasado por alto la Línea defensiva y usó el golfo helado para apostar formaciones fuertes al noroeste de la ciudad. Si no podían ser contenidos, el camino hacia la capital Helsinki estaría abierto.

Durante la paz provisional, Oesch recibió el mando del II Cuerpo Ejército. Esta unidad terminó en el istmo de Carelia y cambió su nombre al IV Cuerpo de Ejército para la Guerra de Continuación. Ahí estaba Oesch obligado a esperar mientras Mannerheim mantenía a sus tropas bajo control. Cuando se le dio permiso para atacar, su fuerza llevó a los soviéticos a las afueras de Leningrado.

Más tarde en la guerra, Oesch se levantó para comandar las fuerzas finlandesas en el istmo de Carelia. Por su papel en el control de casi dos tercios de las fuerzas armadas de Finlandia y repeler a los soviéticos en Tali Ihantala,

Oesch fue nombrado Caballero de la Cruz Mannerheim el 26 de junio de 1944. Después de la guerra, Oesch volvió a ser el jefe del estado mayor hasta septiembre de 1945. En 1946, un tribunal militar fuertemente influenciado por la Unión Soviética condenó a Oesch por crímenes militares. Aunque la sentencia de prisión inicial fue conmutada por una mucho menos severa,Su carrera militar había terminado.

Oesch fue liberado de la prisión en 1948 y se concentró en investigación y escribiendo historia militar.

SIMO HÄYHÄ LA MUERTE BLANCA (Mención especial).

Simo Häyhä

El cabo Simo ‘Simuna’ Häyhä, quien servió con la 6ta Compañía, 34ta Regimiento de infantería, puede reclamar ser el francotirador más letal que ha vivido. Häyhä fue el segundo más joven hijo de ocho años. Nacido el 17 de diciembre 1905 en el pueblo de Kiiskisenkylä, asistió a la escuela primaria y ayudó a administrar la granja familiar. Sus pasatiempos incluyen esquiar, disparar y cazar, así como Pesäpallo, la forma finlandesa de béisbol.

A los 17 años, Häyhä se unió a la Guardia Civil. Él era ya es un tirador experto, ganando competiciones golpeando un objetivo pequeño a 150 m de alcance seis veces en un minuto.

De 1925 a 1927, completó su servicio nacional en un Batallón de bicicletas. Häyhä ganó el rango de cabo al finalizar un curso de capacitación para suboficiales. En 1927, se sometió a a un curso de especialista en entrenamiento de francotiradores.

Sobre el Frente Kollaa, aplicó su oficio usando su viejo Fusil de servicio de la Guardia Civil que había traído consigo a la guerra. Aunque Häyhä no hizo un seguimiento de sus propios logros, sus camaradas lo hicieron. A principios de diciembre, logró matar a 51 soldados enemigos en solo tres días. Inicialmente, incluso sus superiores no creían en estos números.

Mientras continuaba esta implacable tasa de asesinatos, teniente coronel Teittinen ordenó a un observador oficial que lo siguiera. Cuando Häyhä estaba cerca de su objetivo número 200 y acababa de regresar de eliminar un francotirador enemigo particularmente problemático, se sugirió el ascenso al rango de sargento menor.

Las tropas apodaron Häyhä «la Muerte Blanca». Como noticia de sus acciones se extendieron más allá de Finlandia, un empresario sueco, Eugen Johansson, le regaló un rifle especial. Häyhä prefirió usar solo las miras básicas del rifle ya que no se congelaban ni reflejaría la luz del sol como con visores ópticos. También le situarse más plano, ofreciendo así un objetivo más pequeño

El 6 de marzo de 1940, mientras adoptaba un tiro con la rodilla alta, Häyhä recibió un disparo en la cara con un explosivo bala. La bala que entró en la parte superior de su labio y atravesó su mejilla izquierda estaba prohibida por la convención internacional.

Aunque los periódicos proclamaron «¡Simo está muerto!», Häyhä logró recuperarse, con la ayuda de diez operaciones. Él tenía prohibido regresar al servicio de primera línea y en su lugar sirvió a su país adquiriendo caballos para el ejército.

En una entrevista con la revista Helsingin Sanomat en 2001, se le preguntó a Häyhä cómo se sentía acerca de su papel durante la guerra: ‘Hice lo que me dijeron que hiciera, lo mejor que pude. No habría Finlandia si otros no hubieran actuado igualmente.’

El recuento de Häyhä de 542 asesinatos confirmados se había logrado en un espacio de solo 100 días. Después de la guerra, volvió a su vida de agricultura y caza. Häyhä falleció el 1 de abril de 2002.

Capítulo IV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *