lunes , noviembre 30 2020
Home / Ucronías / URSS II / La operación Viento del Este

La operación Viento del Este

Anterior

Los planes de expansión del comunismo a nivel mundial fueron ordenados por Lenin a Trosky, firme partidario de ellos, en 1922 con la creación de la URRS, empezaron a ser concebidos y llamados «operación viento del este».

Archivo:Trotsky, Lenin, Kamenev viento del este
Archivo:Trotsky, Lenin, Kamenev (1919)

Con la puesta en marcha del NEP, se pensó en dar un golpe de forma económica en vez de actuar por el principio de la fuerza,

Trosky y la secreta sexta oficina del Vesenja (Consejo Económico Estatal) idearon un plan de estafa que dió lugar al famoso crack del 29, entre otras serie de circunstancias.

La plan consistió en inventarse una serie de recursos minerales en las inmensidades de Siberia (petróleo, hierro, aluminio, wolframio, estaño, zinc, carbón…) en cantidades nunca conocidas hasta ese entonces, prácticamente multiplicaron por 5 las reservas conocidas en ese entonces, pidieron y se las concedió a varias entidades financieras extranjeras (principalmente americanas) dinero para la inversion en estos lugares a cambio la devolución y gran parte de los beneficios por las futuras explotaciones.

En 1923 Alekséi Rýkov, presidente del Vesenja, empezó a proponer futuras “explotaciones” en Siberia y a mediados del del año 1925 se dieron a conocer los resultados del estudio a nivel mundial

Mineral (sólo los principales)Supuesto porcentaje de las reservas mundiales en Siberia
Oro85,00%
Niquel72,00%
Plata89,00%
Zinc83,00%
Diamantes93,00%
Záfiros87,00%
Plomo69,00%
Petróleo86,00%
Carbón94,00%

En 1925 la producción militar de las principales potencias era de

Alemania 116

Italia 106

URRS 95

Reino Unido 61

Japón 41

Francia 39

Estados Unidos 21

y la producción sovietica de materias primas en ese mismo año era de:

Carbón 9.21 millones de toneladas

Metales 2.95 millones de toneladas

Metales raros 2.26 millones de toneladas

Petróleo 0,83 millones de toneladas

Con estos resultados y una política llamada “открытие“ (apertura), hacia las grandes empresas europeas y americanas para que invirtieran para la explotación y el desarrollo del país a cambio de suculentos beneficios una vez puestas en marcha.

Durante cuatro años la inversión en la URRS, se disparó, toda esa inversión fue llevada en su mayoría a un desarrollo de infraestructuras en todo el país, la zona Europea alcanzó una nivel de infraestructuras igual o mejor que las potencias occidentales y se desarrollo Sibería desde la ruta transiberiana líneas de infraestructuras en que llegaba hasta Vladivostok y se habría en varios ramales para desarrollar las Repúblicas asiáticas.

El día 22 de Octubre de 1929, se activó la segunda parte del plan, en un comunicado oficial de Stalin en el periódico Pravda, ordenó la nacionalización de todas las empresas con capital extranjero, esto produjo que de repente las grandes corporaciones americanas perdieran 50000 millones de dolares, mas unos 30000 millones de dolares de empresas europeas lo que conllevó entre otros factores:

Crisis de subconsumo: Al lado de la superproducción también encontramos un subconsumo, la demanda de productos desciende motivado por la desigual distribución de la renta.

Comercio internacional: Falta de dinamismo en esta época debido a la caída de la demanda exterior y al proteccionismo.

Especulación bursátil: A pesar de los problemas, los valores en bolsa no dejan de subir. La bolsa sube pero no por los beneficios reales de las empresas sino por la expectativa de beneficio. Las inversiones en bolsa se hacen a partir de préstamos concedidos por los bancos por lo que el dinero no va a los inversores productivos, sino a la especulación. El desastre “bursátil” provocó una grave crisis económica y financiera en EE.UU. Las principales manifestaciones de la crisis en EE.UU. entre el 1929-1932:

Sector financiero (los bancos): en 1929 habían quebrado cuarenta bancos, en el 1931 eran dos mil. La quiebra tiene lugar porque los particulares retiran sus depósitos ante el temor de perderlos. Por otra parte, los bancos no pueden recuperar los préstamos concedidos a los especuladores en bolsa, ni los invertidos a largo plazo en la industria. La quiebra bancaria paraliza la inversión de la cual redujo drásticamente la producción a la mitad y cerca de cien mil empresas cerraron sus puertas.

Crisis industrial: Incrementa el desempleo en índices hasta entonces desconocidos. En 1932 doce millones de desempleados en EE.UU. que constituían el 25% de la población activa. A este desempleo se sumó la ruina de millones de agricultores más la caída de los precios agrícolas.

Esta grave crisis financiera conocida como crack del 29 que duraría dependiendo del país varios años y en un intento de la Unión Soviética para levantar a las clases obreras en occidente que quedó en nada, aunque convirtió a la Unión Soviética en la potencia que después se convertiría.

Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *